Cart

Press Enter / Return to begin your search.

¿Por qué regular internet?

Artículo publicado en Milenio, el día 3 de marzo de 2021.

El internet ha modificado nuestra vida cotidiana. Sin embargo, pocos sabemos cómo funciona y qué está detrás de este portento de las tecnologías de la información. Resulta aún menos obvio por qué “regularlo”. A continuación, exponemos algunas nociones básicas sobre esta cuestión.

Es falso que internet sea un territorio sin regulación. Todo lo contrario. Su operación es posible porque existe un conjunto de normas y principios, junto con una arquitectura de red, acordadas a través del modelo regulatorio de múltiples partes interesadas. Esto significa que en dicho modelo concurren los Estados, la comunidad técnica, la sociedad civil y el sector privado. Se trata de un ecosistema diverso que está en constante cambio y que no tiene una autoridad única que esté a cargo de su gestión.

Si este modelo regulatorio descentralizado ha permito construir la plataforma global que conocemos, ¿por qué los Estados quieren regularla? Parte del problema se encuentra en la concentración de información —y de poder— en unas cuantas compañías privadas. Algunas empresas han privatizado de hecho la regulación de espacios para el ejercicio de diversos derechos fundamentales. Un ejemplo de esto son las afectaciones a la libertad de expresión que resultan de diversos modelos de moderación de contenidos puestos en operación por las propias compañías. Además, algunos de los principios que han permitido que internet sea libre y abierto están en riego, como puede suceder con una mala —o ausente— regulación en materia de neutralidad de la red.

Como siempre, el diablo está en los detalles. Cómo regular un ecosistema global es un problema complejo y lleno de matices, en particular porque existen múltiples elementos del sistema que pueden ser objetos de la regulación: las plataformas, los motores de búsqueda o los proveedores de servicios. Además, los actores involucrados tienen distintos tamaños y funciones. No es deseable aplicarle la misma estrategia regulatoria a Facebook que a Wikipedia o a Reddit.

No hay soluciones fáciles, pero no se trata de un tema inexplorado. Hay Estados que han regulado “eficazmente” la red, a veces con detrimento de las libertades. En otros, se intenta corregir los discursos de odio, discriminación, de noticias falsas o los riesgos a la vida privada.

Hay lecciones importantes. Tendríamos que asegurarnos que cualquier decisión regulatoria no revierta las condiciones esenciales de internet. Podemos empezar por fortalecer, y en muchos casos adaptar, la legislación en materia de privacidad y datos personales e inyectar transparencia en las políticas de las empresas. Con lineamientos fuertes en materia de neutralidad de la red y con legislación robusta en materia de competencia económica digital. Este es el reto.

SERGIO LÓPEZ AYLLÓN Y KARLA PRUDENCIO

Investigadores del Cide

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *