En sesión del 11 de mayo, el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación [SCJN] anuló el Decreto 351 del Congreso del Estado de Baja California, conocida como Ley Bonilla, que mediante una reforma a la constitución local amplió el período de gobierno del gobernador actual al 31 de octubre de 2024.

Dicha reforma fue publicada el 17 de octubre de 2019, cuatro meses y medio después de la elección para gobernador, celebrada el 2 de de junio del mismo año. Con ella se modificó el plazo para ocupar ese cargo, inicialmente fijado en la constitución local del 1º de noviembre de 2019 al 31 de octubre de 2021.

Conforme a la decisión de la SCJN, el gobernador Jaime Bonilla Valdez concluirá sus funciones el 31 de octubre de 2021. Las razones desarrolladas en el proyecto de sentencia que ayer aprobó el Pleno, son las siguientes:

  1. Conforme al principio de certeza, todos los participantes del proceso electoral (ciudadanos, institutos políticos y autoridades) deben conocer con claridad y seguridad las reglas fundamentales del procedimiento electoral. El 2 de junio de 2019, que fue la fecha en que se realizó la elección, el período por el que se votaba para gobernador fue del 1º de noviembre de 2019 al 31 de octubre de 2021.
  2. La duración de los cargos de elección popular es una condición determinante del voto. La opción que elige el ciudadano no se limita a responder quién debe gobernar, sino también en qué cargo y por qué tiempo, que en este caso, insisto, fue del 1º de noviembre de 2019 al 31 de octubre de 2021.
  3. Cualquier modificación a la duración de los cargos de elección popular tuvo que realizarse de manera previa al inicio del proceso electoral, es decir, antes de la elección del 2 de junio de 2019.
  4. Cualquier modificación posterior a la elección de los cargos de elección popular altera las condiciones que sirven de base para el ejercicio de los derechos de quienes intervienen en él: partidos políticos, precandidatos, candidatos y electores.
  5. Conclusión de la SCJN: la Ley Bonilla implicó un cambio fundamental en la organización político electoral del gobierno de Baja California, por lo que las seis acciones de inconstitucionalidad promovidas en su contra son fundadas y, por lo tanto, procede invalidar (anular) dicha ley.

Este caso ha quedado cerrado en definitiva. El gobernador Jaime Bonilla Valdez tendrá que dejar el cargo el 31 de octubre de 2021.